Sostenibilidad

La Inversión Socialmente Responsable (ISR) es una necesidad para la sociedad: medio ambiente, buen gobierno corporativo y derechos humanos son pilares básicos que se deben respetar.

Consideramos que hay que intentar invertir en activos que cumplan estos requisitos, aunque es complicado. Por ejemplo, el sector financiero no está excluido y los deshaucios o venta de productos tóxicos no son éticos; u obtener rentabilidad porque una empresa presenta un ERE y, por tanto, incrementar sus beneficios es socialmente dudoso.

Visto esto, cumplir principios básicos, no invertir en tabaco, juegos de azar o armas y sí utilizar fondos o gestoras (BlackRock, Amundi, Andbank…) con claros principios de ISR puede no bastar.

Destinar parte del beneficio obtenido en los mercados a obras sociales es una buena forma de hacer una Inversión Socialmente Responsable viendo lo complicado que es no invertir en algunas empresas que respeten al 100% los principios básicos de una inversión sostenible. Aplicar las dos, inversión socialmente responsable (en la medida de lo posible) y ayuda a obras sociales es la solución que vemos para hacer una carrera de fondo sin hacer daño a los demás.