Análisis del “nuevo” DAX

Corredor de Fondos: tu gestión de patrimonio - bolsa - Análisis del “nuevo” DAX
Análisis del DAX

Artículo con análisis del DAX publicado en La Revista Inversión de la semana del 28 de octubre (ver artículo en la revista)

Análisis del DAX: más fuerte si cabe

Tras años de bonanza para el DAX, actualmente hay cuatro factores que le afectan: (i) posible subida de tipos; (ii) la falta de suministros; (iii) el resultado electoral y coaliciones y (iv) la aparición de 10 componentes nuevos en el índice.

Composición del nuevo DAX

Empecemos por el final, imprescindible para hacer análisis del DAX es su nueva formación que no hace más que reforzar la diversificación sectorial que ya tenía gracias a la entrada de Airbus (industria), Zalando, Puma y HelloFresh (consumo); Porsche (automóviles), Brenntag y Symrise (materiales básicos), Siemens Healthinners, Sartorius y Quiagen (salud). Por sectores:

  1. Industrial: 17,51%
  2. Materiales básicos: 16,81%
  3. Tecnología: 12,92%
  4. Finanzas: 11,95%
  5. Bienes de consumo- automóviles: 11,44%
  6. Salud: 10,05%
  7. Servicios al consumidor: 9,11%
  8. Telecomunicaciones: 3,83%
  9. Servicios públicos: 3,14%
  10. Inmobiliaria: 2,43%
  11. Petróleo y gas: 0,81%

Falta de suministros

Actualmente uno de los problemas para la consolidación del crecimiento económico mundial es la falta de suministros. No se puede hacer un análisis del DAX sin incluir esta variable ya que afecta especialmente a dos sectores con mucho peso: el industrial donde ha entrado fuerte Airbus (4,8%) y el de automóviles donde ha hecho lo propio Porsche, aunque de forma más limitada (0,99%).

En este sentido hay dos preguntas a hacerse: ¿hasta cuándo habrá problemas? y ¿el mercado los ha descontado?

Se habla normalidad a mediados de 2022, si fuera cierto esta respuesta ya sería válida para la segunda: si el mercado ya lo sabe, debería haber operado incluyendo esta variable. Viendo como Daimler está casi en máximos históricos, pero, por ejemplo, BMW o Wolskwagen a más de un 10 y un 30% de máximos anuales respectivamente da que pensar.

Tipos de interés e inflación

El otro gran factor, obviando la formación de nuevo gobierno que, con toda probabilidad, será continuista y no habrá incertidumbre política, es el crecimiento económico al que ligamos la inflación (que suma la variable de la materia prima) y la posible subida de tipos.

En este sentido, la banca que ha perdido algo de peso en el nuevo DAX sería el gran beneficiado. ¿Perjudicados?

Se habla mucho de la tecnología, pero ¿es lo mismo la tecnología de ahora con la de hace años? Un ejemplo lo tenemos en una de las nuevas integrantes como Zalando: ya no se ha englobado en “tecnológicas”, sino que está como “servicios al consumo” cuando era una startup no hace tanto tiempo.

Macro en el análisis del DAX

Visto esto, hay que aclarar tres puntos: (i) las bolsas no siguen correlación directa con la macro y, en ningún caso, buenas noticias macro deberían ser malas para las cotizadas, (ii) las primeras subidas de tipos nunca han provocado salidas de bolsa y (iii) aunque hay que mirar el factor sectorial, cada vez la tecnología está más presente en todos los sectores.

Análisis técnico del DAX

Viendo la situación técnica del DAX (gráfico diario Visual Chart), se ve cómo tras subidas prácticamente verticales desde los mínimos de la COVID, en este 2021 se está moviendo lateralmente con una base en 14.800; nivel donde rebotó hace poco, coincidiendo con la media de 200 días, formando un martillo:

Análisis técnico del DAX
Gráfico diario del DAX (Visual Chart)

Perder este nivel no sería un drama para los largoplacistas: los máximos pre-COVID sitos en 13.780 es el gran soporte.