10 Claves para invertir en bolsa

Corredor de Fondos: tu gestión de patrimonio - bolsa - 10 Claves para invertir en bolsa
10 claves para invertir en bolsa

Si estamos pensando seriamente en iniciarnos en el mundo de la inversión en bolsa, hay una serie de recomendaciones que conviene que nos grabemos a fuego. Son una serie de premisas muy sencillas, pero que son absolutamente básicas para navegar por los mares bursátiles sin que la primera tormenta que venga nos haga zozobrar sin remisión.

Conocimientos

1- Antes de invertir un euro en bolsa debemos tener muy presente la volatilidad de los mercados, es decir, que las situaciones financieras pueden cambiar de un momento a otros. En los mercados bursátiles se pasa de la calma chicha a la tormenta y viceversa de manera frecuente. Asumamos y conozcamos ese riesgo si queremos continuar.

2- Tener capital disponible para invertir. Y cuando decimos disponible, nos referimos a capital que no suponga un desastre económico para nosotros si lo perdemos. O dicho de otra manera, “invertir lo que sobra”. Es un grave error acudir a ciertas herramientas de inversión que nos permite invertir dinero a crédito, se trata de un fallo que podemos pagar (literalmente) muy caro.

3- Adquirir conocimientos sobre el funcionamiento de los mercados y su operativa. Es muy importante entender lo mejor posible la globalidad del mundo bursátil. Podemos encontrar información y formación online de calidad, pero como en cualquier otra cosa, debemos intentar tener la mejor formación, y no conformarnos con medias tintas o conceptos difusos que harán que tomemos decisiones equivocadas o poco recomendables.

Estrategia vs táctica

4- Trazar una estrategia de inversión. Si hemos seguido los consejos anteriores, se supone que tenemos un mínimo de conocimientos para poder empezar a tomar decisiones. La primera de ella deberá ser trazar una estrategia de inversión basada en la formación e información que tengamos, y por otra parte, en nuestro perfil como inversor.

5- Desarrollar una táctica para desarrollar la estrategia de inversión señalada en el apartado anterior. Por poner un ejemplo, una de las tácticas podría ser elegir a un broker bursátil. Optar por esta táctica, y acertar con el broker adecuado, es una de las mejores maneras de invertir en bolsa. Un consejo: busca un broker que tenga su patrimonio invertido en bolsa. Dentro de la táctica también deberemos elegir en qué valores vamos a invertir.

Existen también aplicaciones para el teléfono que nos permiten gestionar nuestras inversiones en bolsa, comprando, vendiendo, poniendo topes, etc. Pero ojo, no dejan de ser una máquina que genera gráficas y tendencias. Este tipo de herramientas puede darnos una falsa sensación de control y dominio, cuando en realidad la complejidad del mundo bursátil requiere de un estudio a fondo del perfil del inversor antes de ver en qué es recomendable invertir. Desarrollar una táctica de inversión basada “en lo que hacen los demás” no es una buena decisión.

6- Elegir los valores que más nos interesan y estudiarlos a fondo. Debemos analizarlos, ver qué potencial tienen, su nivel de riesgo, etc. En este punto será de vital importancia la formación que hayamos adquirido o los consejos de nuestro asesor.

Operativa

7- Compra de los valores y, muy importante, poner un “stop”, que funciona como un seguro para evitar pérdidas más allá de unos límites que hayamos fijado previamente. Y para fijar esos límites correctamente, volvemos a lo mismo: formación e información, son los dos conceptos que deben ir de la mano en toda nuestra aventura bursátil. No lo olvidemos.

8- Seguimiento de los valores que hayamos comprado: es muy conveniente realizar un seguimiento de aquellas acciones que hayamos adquirido. Es muy importante conocer la evolución de esos valores. No hay una cadencia determinada para estar informados, pero  dependiendo del valor y su riesgo, es conveniente estar al tanto de informaciones que nos puedan ayudar a tomar decisiones acertadas. En caso de duda, busca el mejor asesoramiento que puedas.

9- Venta de los valores: una vez más, si tenemos la información correcta y los conocimientos para interpretarla adecuadamente, sabremos el momento óptimo para vender nuestros valores con el máximo de rentabilidad. Aquí, una vez más, pesa mucho nuestro perfil como inversor y si vamos por nuestra cuenta o disponemos de un buen bróker de bolsa.

No acaba aquí…

10- Vuelta a empezar. Sí, has leído bien. Si nuestra aventura bursátil ha salido bien, querremos repetir, y a ser posible, obteniendo mayor rentabilidad. Además, esta vez ya contamos con algo más de experiencia (buena o mala) y la clave será optimizar la estrategia que hemos comentado en el punto 4 de este artículo.

Es importantísimo volver a analizar todos los parámetros bursátiles antes de realizar una nueva inversión, no dejemos que un exceso de confianza nos juegue una mala pasada.