Acciones preferentes, ¿quién protege a los clientes de la banca?

Preferentes

El mercado de valores se mueve por la compra de acciones por empresas que están cotizando en bolsa. La compra de las mismas solo tiene un objetivo: venderlas pasado un tiempo y obtener una plusvalía, es decir, que aumente su valor. A cambio de estos beneficios económicos, el inversor tiene que asumir ciertos riesgos.

Casos conocidos como la estafa de las preferentes en España debido a la emisión y venta de acciones preferentes por parte de los bancos a sus clientes sin transparencia dan a entender el peligro que supone esta inversión.

Las entidades bancarias daban a entender que las acciones preferentes eran a renta fija cuando en realidad eran a variable, siendo imposible en muchos casos el rescate del dinero invertido.

Por ello es importante conocer qué son las acciones preferentes, sus tipos, características particulares y diferencias con otros tipos de acciones.

¿Qué son las acciones preferentes?

Entre los inversores se intercambian una gran cantidad de acciones empresariales. La mayoría de ellas son acciones ordinarias, pero también puede darse la situación de que estas sean acciones preferentes.

Las acciones preferentes responden al valor o la acción que una sociedad paga a través un dividendo fijo, mientras que en el caso de las ordinarias es variable. Comparten las siguientes características:

  • Cuentan con un dividendo garantizado que se abona antes de que se paguen los dividendos a los titulares de las acciones ordinarias. También tienen preferencia en el caso de que la empresa quiebre
  • Los inversores no tienen derecho al voto
  • Pueden ser rescatables: Por norma general no tienen un vencimiento determinado, aunque el emisor puede negociar su cancelación a partir del quinto año.
  • Al ser de carácter fijo, su rentabilidad no está asegurada, podría darle la situación de perder toda la inversión realizada ya que está determinada por los beneficios que genere la entidad emisora de las participaciones.
  • Tienen una liquidez extremadamente baja
  • No cotizan en bolsa, se llevan mediante otro mercado regulado: AIAF (Asociación de Intermediarios de Activos Financieros)

Tipos de acciones preferentes

Estas acciones preferentes tienen una serie de subramas que emiten las empresas o entidades correspondientes. Estas son algunas de las más frecuentes en el mercado: 

  • Acción preferente acumulativa: Si no se abona el dividendo obtenido, se acumula para pagos futuros.
  • Acciones preferentes no acumulativos: Este tipo de acciones son las que por norma general son emitidas por los bancos, de ahí el riesgo que conllevan. A diferencia del anterior, el dividendo no se acumula si no se paga en el momento indicado.
  • Acciones preferenciales convertibles: Se pueden llegar a convertir en una acción a un precio previamente establecido.
  • Acciones preferenciales intercambiables: Puede ser intercambiada por otra acción, bajo un modelo de seguridad, y cumpliendo ciertas condiciones.
  • Acciones preferentes de renta mensual: Es una combinación de una acción preferente y una deuda subordinada.
  • Acciones preferenciales participantes: Dan al titular el derecho a recibir dividendos adicionales basado en alguna condición predeterminada.

Muchas de las empresas con especial calado en sus respectivos ámbitos en España disponen de participaciones preferentes a disposición del pequeño o mediano inversor. Por ejemplo, en el campo de las telecomunicaciones o de la energía, compañías de gran calado como Telefónica, Iberdrola o Endesa la emisión de participaciones preferentes, con una deuda negociable. Unas malas plusvalías en este tipo de servicios sí que pueden conllevar un cambio de compañía eléctrica o de internet.