Descubre los diferentes precios del gas propano y del gas butano

Consumo butano

La mayoría de las personas ya tienen instalados gas natural en su domicilio. Su bajo coste y el hecho de que no sea contaminante es una gran ventaja. Sin embargo, a muchos otros habrán descartado o les habrá sido imposible acceder a la red de conexión. Ante ello, saber que existe el gas propano y butano, un poco más caros, pero con un gran poder calorífico.

¿Qué es el propano y qué es el butano?

El propano es, al igual que el butano, un gas perteneciente a la familia de los Gas Licuado de Pertróleo (GLP), o lo que es lo mismo, su extracción se produce en los yacimientos de petróleo y gas natural que, tras un procesamiento en refinerías, se convierte en líquido para su utilización en domicilios particulares, empresas o locales comerciales.

Debido a su alto poder calorífico es utilizado para la cocina, calefacción y el agua caliente. Se vende al público:

  • Envasado en bombonas de 11 a 35 kilos, dependiendo de las necesidades eléctricas de cada familia, persona o empresa.
  • A granel. Mediante la instalación de un depósito en el lugar de suministro.
  • Canalizado: se distribuye a través de un depósito de gas central conectado a la vivienda de cada persona mediante un sistema de canalización.

Perteneciente al mismo grupo de gas, GLP, el gas butano se obtiene también de la destilación de este tipo de combustible. Contiene, en menor medida, propano, isobutano y etano. Incoloro e inoloro, tiene un gran poder calorífico y amplias garantías energéticas. Se suele utilizar para:

  • Agua caliente: Al no necesitar gran cantidad de energía para obtener resultados, es el más apropiado para disponer de agua caliente en tu domicilio. Su precio es significativamente menos elevado que el de la electricidad.
  • Cocina: Debido a este precio relativamente bajo, es la opción predilecta para cocinas de viviendas o incluso restaurantes. Si el consumo es excesivo, quizás tengas que plantearte el cambiar a gas propano o gas natural.
  • Calefacción: Para calentar la casa en invierno, suele ser una opción más que recomendable. Eso sí, es aconsejable utilizarlo en zonas geográficas cálidas (más del sur) ya que a 0º se congela. Si tu consumo excede una bombona de 12,5 kilogramos (la habitual), también puede ser conveniente pasarse al propano a granel o al natural.

¿Cuál es el precio del propano y del butano?

El precio del gas propano depende estrictamente del tamaño de la botella. Las más pequeñas, dado que se rigen por un mercado regulado, es el Gobierno quien fija el coste. Por su parte, las bombonas más grandes tienen un importe totalmente libre, siendo las compañías quienes marcan las tarifas.

  • Propano canalizado: Un depósito de000 – 100.000 kg, instalado en una comunidad de vecinos y regulado por el Gobierno cuesta 1,230 €/kg o lo que es lo mismo 0,0910 €/kWh.
  • Propano a granel: El precio de un depósito de entre 500 y 1.000 kg se encuentra entre 1,45 – 1,95 €/kg o 0,10 – 0,14 €/kWh
  • Propano envasado:
    • Una bombona de alrededor de 11 kg cuesta 1,165 €/kg, lo que equivale a 0,0862 €/kWh.
    • Una bombona de 35 kg, que ya se rige por el mercado libre, vale aproximadamente 1,774 €/kg- 0,1312 €/kWh.

El precio de la bombona de butano está fijado por el Gobierno, por lo que todas las compañías ofrecen el mismo precio sin cobrar un coste adicional por entregarla en tu domicilio. Tanto para el butano como el propano, dos compañías son las que disponen del monopolio de la distribución: Cepsa y Repsol.

En el caso de que sea la primera vez que pides butano, tendrás que abonar una tasa de alta, así como una fianza que se te devolverá en el momento que entregues la bombona vacía. 

La bombona de butano de Cepsa (12.5 kg.) actualmente se está comercializando a 16,2 euros, tanto si la adquieres en el punto de venta como si se entrega en tu domicilio.

En el caso de Repsol, el precio de una bombona del mismo tamaño y peso que la de Cepsa es de 13,17 euros incluido el impuesto de hidrocarburos (IH) de 0,1875 euros.