Coronavirus: petróleo en negativo

Corredor de Fondos: tu gestión de patrimonio - petróleo - Coronavirus: petróleo en negativo

Artículo publicado en «El Económico» día 25 de abril (enlaces no incluídos) y entrevistas en Cinc Díes de IB3 y 4 Directe de Canal 4 de día 22 de abril

¿Puede cotizar el petróleo en negativo?

Lo que está pasando los últimos tiempos en el aspecto social y económico no se había visto, formará parte de los libros de historia y se harán películas al respecto.

Uno de los acontecimientos más sorprendentes es ver a un activo como el petróleo vendiéndose a precios negativos, es decir el vendedor paga al comprador por “deshacerse” del activo.

Evidentemente el causante de este acontecimiento es el protagonista de nuestras vidas en los últimos meses: el Coronavirus.

El petróleo, como cualquier otro activo financiero (y como cualquier producto y servicio no intervenido) funciona en base a la ley de la oferta y la demanda, es decir el precio lo marcan los compradores y los vendedores: el precio baja si hay muchos vendedores o pocos compradores y sube si ocurre lo contrario.

Menos consumo de petróleo

Las medidas que pretenden evitar un colapso de los sistemas sanitarios de cada país por contagios masivos de Covid19 han provocado un cierre “lockdown” de la mayoría de empresas del mundo; lo que provoca que se esté consumiendo muy poco petróleo en los últimos meses. Prácticamente no hay aviones ni barcos, la utilización del coche y del transporte público es residual y se realizan menos transportes de mercancías.

A esta menor demanda se le une que la oferta no se está reduciendo lo suficiente: los países productores siguen extrayendo petróleo, si lo dejaran de hacer, o lo redujeran significativamente las caídas no serían tan bruscas. Sin embargo el acuerdo es complicado al haber países muy confrontados como Rusia, Estados Unidos o Arabia Saudí que utilizan el petróleo con fines geopolíticos.

Estos movimientos sí podrían explicar un fuerte descenso del precio pero, tal vez, cueste entender ver cotizaciones en negativo.

¿Pero en negativo?

No es la primera vez que un activo financiero cotiza a niveles inferiores a cero: mucha deuda pública, entre ella algunas emisiones españolas están en estos niveles. Este caso se explica porque los inversores pagan por tener su dinero seguro: a partir de un cierto importe los bancos de la zona euro también cobran por los depósitos en cuentas corrientes.

El caso del petróleo es distinto: se puso en negativo el precio de los contratos de futuros (así cotiza el petróleo en los mercados financieros) con vencimiento 21 de mayo. Quien tuviera abiertos contratos de compra este martes recibió barriles de petróleo físicos. Lo normal es que estos barriles se puedan vender posteriormente, sin embargo ahora no y están saturando los puestos de almacenamiento.

Esto ocurre especialmente en Estados Unidos, que sigue extrayendo demasiado, por eso el futuro del West Texas (WTI), mientras que el Brent (Europa) ha caído pero no ha perdido el nivel de 0 euros. Como el transporte y almacenamiento tiene un coste, el precio de los futuros lo recogieron y, dicho de otra forma, los vendedores pagaron por deshacerse de los barriles y “ahorrarse” este gasto.

El terremoto provocado por la noticia también afectó a las bolsas y puso cierto freno a la tendencia alcista iniciada la segunda quincena de marzo.

Una bajada de precios del petróleo es bueno para la mayoría de empresas y familias al bajar un coste relevante para todos. Sin embargo, también presenta tres aspectos negativos: (i) hay empresas cotizadas que producen y distribuyen petróleo de forma directa o indirecta; (ii) genera incertidumbre y miedo, especialmente movimientos tan drásticos como el martes y (iii) es un indicador adelantado: si no se consume petróleo es signo de ralentización económica.

Aun así no hay correlación fiable entre petróleo y bolsas y  las repercusiones directas son positivas y deberían pesar en el medio plazo, especialmente ahora que las empresas tienen problemas graves de liquidez y, por tanto, cualquier reducción de coste es muy bienvenida.

Datos

  • 159 Un barril de petróleo contiene 42 galones o algo más de 159 litros.
  • 305,97% Los futuros del WTI bajaron día 20 de abril un 305,97%.
  • 10 La reducción 10 millones de barriles al día anunciada por la Organización de Países Productores y Exportadores de Petróleo (OPEP), sin el apoyo de EEUU no ha servido para frenar el descenso del precio.
  • 25 Se estima que por debajo de 25 dólares/barril no es rentable extraer petróleo.
  • 1,56% El día siguiente de ver el petróleo en negativo las bolsas recuperaron terreno y el EuroStoxx subió un 1,56%.