¿Quieres mejorar tu economía doméstica? Atento a los gastos de luz

Discriminación horaria

No hay duda de que la luz, además del agua, el gas, es una bien de primera necesidad. Actividades tan básicas como cocinar o darte una ducha no se pueden realizar si no se tiene dados de alta este tipo de suministros. Así, si estás buscando mejorar tu economía doméstica, presta atención a estos trucos para reducir los gastos de luz.

¿Cuál es el consumo medio de luz de una vivienda?

El consumo de luz de un hogar es de 3.500 kw de media, tomando como referencia una vivienda en la que habitan 3 personas. Hay que tener en cuenta que este número depende de las comunidades, de las compañías y de la potencia contratada. No se necesita la misma cantidad de energía en el norte de España que en el sur o Canarias.

Así, tu presupuesto en luz debería ir ajustado a estos parámetros. Además, es fundamental saber cuánto gasta de media cada electrodoméstico:

  • Frigorífico: 662kWh al año
  • Congelador: 563kWh al año
  • Televisión: 263kWh al año
  • Lavadora: 255kWh al año
  • Secadora: 255kWh al año

Trucos para reducir la factura de la luz

 La factura eléctrica puede verse incrementada dados los precios de la luz actuales. Actualmente, se están experimentando subidas de los mismos en el mercado regulado, de la misma manera que con el gas o el agua. Si a estos le sumas el de la hipoteca, la gasolina para acudir al trabajo, la comida etc., el presupuesto mensual se puede disparar.

  •  Reducir la potencia de luz contratada

 La potencia de luz contratada depende de las necesidades eléctricas de cada inmueble, donde entran en juego sobre todo la comunidad autónoma en la que esté ubicada.

Este coste fijo en cualquier factura eléctrica se puede reducir sin que, por norma general, te conlleve un gasto adicional. Para ello lo mejor es calcular la cantidad de energía consumida bajo la siguiente fórmula: potencia consumida en kWh x tiempo de consumo= consumo total de energía.

Ten en cuenta que si se baja demasiado la potencia de electricidad contratada te arriesgas a sufrir un corte eléctrico.

Así, si por ejemplo, si bajas de una potencia de 4,6 kWh, una tarifa normal para una vivienda familiar, a 3,45 kWh, el ahorro en la factura de la luz suele rondar los 46 euros anuales.

  • Cambiar de compañía de electricidad

Otra de las opciones predilectas a la hora de ahorrar en la factura de la luz es cambiar de compañía de electricidad.

Para ello, es fundamental acudir a un comparador de tarifas y precios de la luz y ver cuál es la más apropiada dependiendo de tus usos y hábitos energéticos. Una buena alternativa es contratar una tarifa con discriminación horaria, siempre y cuando el mayor consumo de electricidad lo hagas durante la noche.

Por supuesto, también puedes ponerte en contacto con la compañía contratada, por teléfono y vía online, y que te informen. Para facilitar esta labor, Selectra dispone de varios directorios por comunidades con las mejores compañías que operan en la zona. En este enlace te dejamos buena información sobre electricidad en Cataluña.

  • Modificar los hábitos de consumo de luz

 Como ya se ha esbozado, los cambios de hábitos pueden reducir drásticamente la factura de la luz. En este caso no intervienen agentes externos para el ahorro, con una serie de técnicas tú mismo puedes favorecer a la disminución del coste eléctrico:

  • No dejar los aparatos en stand by: apaga el ordenador o la televisión si no estás conectado o viéndola.
  • Usar programas de lavado con agua fría y cortos en lavadora y lavavajillas
  • Aprovecha la luz natural y enchufa solo las bombillas imprescindibles a las horas necesarias. También es bueno hacerse con unas bombillas led o de bajo consumo si todavía no dispones de ellas.
  • Ten el aire acondicionado a una temperatura óptima energéticamente hablando: una temperatura de 23-27º es más que suficiente.