Coronavirus: impacto en las bolsas

Corredor de Fondos: tu gestión de patrimonio - bolsa - Coronavirus: impacto en las bolsas

Artículo publicado en el diario «Última Hora» día 20 de marzo de 2020 (enlaces no incluídos en el original):

Impacto del coronavirus en las bolsas

La bolsa es un mercado donde muchos seres humanos, o programas informáticos creados y mantenidos por humanos, toman decisiones de inversión y desinversión en empresas. Esta es una de las respuestas que se pueden dar cuando alguien pregunta, por qué la bolsa sube y baja cada segundo cuando el valor de las empresas no cambia de un día para otro.

A finales de enero, las bolsas mundiales recortaron y pusieron freno a la tendencia alcista iniciada tras la Nochebuena de 2018. El motivo llegaba desde China, concretamente desde la provincia de Wuhan y se llamaba coronavirus Covid-19. Entonces se explicaba que China, en plenas vacaciones de Año Nuevo perdería en torno al 0,50-1% de su crecimiento de 2020. Al ser un gigante de la importación y la exportación a nivel mundial, afectaba a todo el mundo y las bolsas, esperando este menor crecimiento económico, bajaban.

Apenas tres semanas después se recuperaban los niveles de máximos de enero y continuaba la tendencia alcista, sin embargo el virus llegó a Italia y el pánico se apoderó de muchos inversores.

Reacción de las bolsas

A cierre de día 18, las pérdidas en las bolsas europeas rondan el 40% desde máximos de febrero, las norteamericanas y la japonesa se acercaban al 30%; mientras que, puede llamar la atención, el Hang Seng de Hong Kong (donde cotizan empresas chinas) pierde “solo” un 23%.

Es importante conocer el motivo por el que las empresas han perdido una gran parte de su valor; no hay que olvidar que el precio de la acción, multiplicado por el número de acciones nos da como resultado lo que vale una compañía para el mercado.

Más info sobre impacto económico del Coronavirus

Como se ha comentado al inicio del artículo, los humanos son los que ponen estos precios, nos da pánico la incertidumbre que, además, se dispara con titulares, números, confinamiento y muertes. Existen multitud de indicadores de miedo: encuestas del inversor, posicionamientos en opciones o volatilidad; en el momento de escribir este artículo todos están en máximos, incluso a niveles superiores de la quiebra de Lehman Brothers. Por ejemplo el índice de volatilidad (llamado índice del miedo) ha superado el nivel de 80%; en la quiebra de Lehman Brothers no supero el 63%.

Lehman Brothers vs Covid 19

Muchas diferencias hay entre la crisis financiera que empezó en 2007 con la actual crisis sanitaria-social-económica. Desde el verano anterior a Lehman Brothers quebraban algunos bancos, se rescataban otros, se congelaban fondos de inversión y, por tanto se paralizó el flujo de liquidez a las empresas y familias durante muchos años, a lo que hay que añadir los números rescates públicos en todo el mundo. En esos momentos muchos bancos del mundo no valían nada y otros valían poco (no tenían negocio y se les acumulaban impagos e inmuebles valorados a precios carísimos) con lo que las bolsas (el sector bancario pesa mucho en algunos índices) cayeron racionalmente. A eso había que añadir las repercusiones en la economía real: las empresas de otros sectores no se podían financiar con lo que tenían que cerrar, despedir a gente que no podía consumir… y un ciclo vicioso que duró mucho.

Ahora, es cierto que algunas compañías van a ver mermados sus resultados fuertemente este trimestre debido a la paralización de la economía, pero hay muchas diferencias respecto a 2007: los bancos están dando más financiación que nunca, los bancos centrales (en Europa se quedaron rezagados en la crisis) han actuado coordinadamente y los propios países están inyectando dinero a la economía, unos vía ayudas directas y otros indirectamente .

Miedo y bolsas

La pregunta real que se tiene que hacer un inversor es: vale un 40% menos una empresa porque se le paralice la actividad 2-3 o 4 meses? La mayoría de lectores habrán contestado que no, a lo que hay que sumar que no es una paralización total: hay empresas cotizadas que ganarán más, hay otras que se verán reforzadas por ayudas públicas y hay otras que recuperarán parte del consumo. Por lo tanto, la clave es el plazo de paralización de la economía y cómo impactarán las ayudas en sus negocios.

Sin embargo, los mercados hoy no se mueven por razonamientos financieros, el pánico está ganando la batalla. Hay dos factores a analizar por parte de los inversores: el primero es la Ley del Sentimiento Contrario; indica que cuando hay miedo los inversores ya han vendido y por tanto solo queda comprar; esta ley se cumple y, generalmente, en picos de miedo se inician fuertes tendencias alcistas.

El segundo son los soportes: “curiosamente” tras movimientos de pánico, los mercados se giran en soportes. Es muy arriesgado marcarlos en momentos de máxima volatilidad pero actualmente el Ibex está en el punto donde rebotó en 2012; el DAX en el que rebotó en 2014 y 2016 y el S&P en el nivel de 2018.

Aquí nuestros vídeos sobre Coronavirus

A pesar de todo lo que estamos viviendo en nuestras casas, empresas, trabajos, a la hora de invertir hay que intentar evadirse del miedo y tomar decisiones financieramente racionales.

Datos

  • 21 El EuroStoxx tardó 21 sesiones en recuperar el nivel previo al 11S (atentado a las Torres Gemelas), el 10 de octubre ya superaba el cierre del día 10 de septiembre.
  • 12,45 La anterior máxima caída diaria del Ibex fue del 12,45% el día posterior del referéndum del Brexit, 47 sesiones después recuperó esos niveles.
  • 29,7 Los últimos resultados de la AAII (American Association of Individual Investors) marcan que solo el 29,7% de los encuestados son alcistas; la media es del 38%.
  • 10,8 Según Factset, el promedio de subidas de la bolsa mundial tras una gran epidemia, desde el SARS en 2003, es del 10,8%.
  • 0,50 El sector bancario, uno de los más afectados, cotiza actualmente a 0,50 veces (la mitad) de lo que reflejan sus libros contables.