Oportunidades en bolsas americanas

Corredor de Fondos: tu gestión de patrimonio - bolsa - Oportunidades en bolsas americanas
Wall Street

16/05/2021: Actualización analizando las bolsas americanas (ver artículo completo).

En este artículo explicamos los tres factores que han hecho que en lo que llevamos de 2021, las bolsas americanas se hayan comportado relativamente mal.

Riesgos para las bolsas americanas

El primero es la amenaza por parte de la Administración Biden de un incremento impositivo importante: el tipo de gravamen pasaría al 39,6% para las rentas del trabajo por encima de 400.000 y lo que es peor para los mercados, el mismo portcentaje para ganancias de capital por encima de 1 millón de dólares; además de subidas del impuesto de Sociedades.

Veremos si se lleva a cabo y el efecto real que tenía, independientemente del ruido inicial

El segudo vendría por los últimos datos de inflación y las consecuentes subidas de tipos de interés. Esto afecta en un doble sentido:

  • Es verdad que tipos altos desincentivan la inversión en bolsa ya que activos con menos riesgo ofrecen rentabilidades atractivas, sin embargo, cuánto falta por subir tipos de interés para que esto pase? Evidentemente pasar del 1,5 al 3% a 10 años no desincentiva la inversión en bolsa.
  • Rebaja valoraciones: cuando descontamos flujos de caja lo hacemos a un tipo libre de riesgo, si éste sube (el denominador de la fórmula), la valoración cae. Eso es especialmente importante en empresas tecnológicas ya que buscamos descuentos a más largo plazo.

El tercero sería la posibilidad de liberalizar patentes de vacunas de la COVID. Realmente es negativo, tanto por desincentivar la I+D de estas empresas (¿para qué arriesgarse si lo van a expropiar?) y para las cuentas de resultados de las que han conseguido un éxito que, además de salvar vidas, es rentable.

Otro ruido que no debería tener tanto impacto en las bolsas ya que afecta únicamente a las farmacéuticas, además de cierta incertidumbre que no ayuda.

Rentabilidades de las bolsas

Con esto, a día 14 de mayo, ésta es la diferencia entre las principales bolsas del mundo en 2021:

  1. CAC 40 (Francia): +15,02%
  2. Ibex 35 (España): +13,28%
  3. EuroStoxx 50 (Zona Euro): +13,08%
  4. DAX 30 (Alemania): +13,38%
  5. Dow Jones Ind. (EEUU): +12,34%
  6. MIB 30 (Italia): +11,39%
  7. S&P 500 (EEUU): +11,12%
  8. FTSE 100 (Reino Unido): +9,03%
  9. Nasdaq 100 (EEUU): +3,92%
  10. Nikkei 225 (Japón): +2,33%

17/03/2021: Actualización sobre oportunidades en bolsas americanas (ver artículo completo sin gráficos).

El ritmo de vacunación, aún siendo muy lento en Europa, está demostrando en otras partes del mundo que funciona y que más pronto que tarde los problemas de movilidad desaparacerán lo que, por una parte beneficia a las empresas cíclicas y, por otra, adelantan inflación y, por tanto, subidas de tipos de interés.

Problema para las tecnológicas

Este escenario perjudica por partida doble a las empresas tecnológicas:

  • Al beneficiar a las empresas cíclicos puede generar flujos de inversores desde las tecnológicas.
  • Para valorar empresas se «descuentan flujos de caja» que toma tipos de interés: cuanto más altos peor valoración y eso afecta más a las tecnológicas ya que se toman flujos de más plazo.

El gran soporte del Nasdaq situado en 12.245 puntos, estuvo en riesgo al cierre semanal del pasado 12 de marzo:

Afortunadamente, para los inversores que asumen este riesgo, el Nasdaq aguantó, formando además una vela de cambio de tendencia (martillo o hummer) que ha separado la cotización del soporte.

Sin embargo, tal como se ve en el actual gráfico, todavía no se puede cantar victoria. Seguiremos vigilando!!!!Gráfico bolsas americanas

 

Artículo publicado día 19 de noviembre en El Económico para valorar oportunidades en bolsas americanas. Los enlaces y los gráficos con análisis técnico no están incluídos en el original. ACTUALIZADO DÍA 30 DE ENERO DE 2021: CÓMO INFLUIRÁ BIDEN EN WALL STREET.

Oportunidades en bolsas americanas

Las bolsas americanas llevan mucho tiempo dando rentabilidades muy altas y, a la vez, muy superiores a las ofrecidas por las bolsas europeas y por algunas asiáticas. Aunque parezca que el mercado bursátil está alejado de la realidad, los inversores (muchas personas tomando decisiones de inversión o desinversión) compran acciones de empresas, por lo tanto, el crecimiento de las mismas se refleja en el bursátil.

La bolsa como inversión más rentable

Ese es el motivo por el que la bolsa es la inversión más rentable a largo plazo: replica el crecimiento del mundo empresarial, que a su vez está compuesto por inmuebles, clientes, mercancías, etc. Motivo por el cual, las bolsas americanas son las que más han crecido: es el país con mayor PIB del mundo, sus empresas son líderes en consumo nacional (siendo el país “más rico” les beneficia mucho) y, además, es uno de los mayores exportadores.

Como principal potencia económica, sus empresas también despuntan en los sectores con más potencial. Como se puede apreciar en el gráfico, hasta los mínimos post Lehman Brothers (como inciso, el lector se puede dar cuenta de lo irrelevante que ha sido a largo plazo una de las dos mayores crisis de la historia, algo similar a lo que ha pasado con la COVID) el índice genérico S&P ha ido prácticamente al mismo ritmo que el tecnológico Nasdaq. Hasta 2016 el segundo lo ha ido haciendo mejor pero la divergencia no era exagerada; sin embargo, a partir de ese momento el Nasdaq se disparó obteniendo rentabilidades históricamente altas.

gráfico SP y Nasdaq

Valores cíclicos

Sin embargo, en los últimos meses el comportamiento del sector tecnológico ha sido peor. Unido a los avances de las posibles vacunas para la COVID los sectores más ligados al crecimiento económico (bancos, petroleras, ocio…) han subido con fuerza, mientras que algunas tecnológicas incluso han caído.

La cuestión es saber si se trata de un cambio de tendencia y lo cíclico ganará a lo “growth”, o bien es un simple ajuste debido a la “euforia” hacia la tecnología y el excesivo castigo a las cíclicas.

Defensores de la primera hipótesis hay muchos y se basan en valoraciones y comparativa con ratios “normales”, algo que llevan haciendo desde hace años, con la consiguiente pérdida de oportunidades.

Megatendencias

Para defender la segunda hay que tener en cuenta las nuevas “megatendencias” de los consumidores: más tecnología (inteligencia artificial, nube…), más salud (deporte, alimentación responsable…) y más medio ambiente (economía circular, km 0, renovables…). Parece que la COVID no ha cambiado este planteamiento, más bien todo lo contrario y la, teórica, victoria de Joe Biden en las elecciones puede reforzar a estos sectores.

Realmente esto no desactiva la primera hipótesis: los analistas más pesimistas son conscientes de ello, la diferencia está en las valoraciones, ¿el mercado ha descontado excesivo crecimiento de estos sectores?.

Análisis técnico

Como siempre, los soportes y resistencias pueden ayudar a valorar un cambio de tendencia:

Gráfico Nasdaq

En este caso, Nasdaq tiene soportes muy fuertes en 11.000 puntos y 9.700 y el S&P otros en 3.400 y 3.200; si se pierden se puede empezar a pensar en un cambio, o bien buscar nuevos soportes donde rebotar que ya provarían una pérdida de valor importante para el inversor.

Gráfico S&P

Datos sobre oportunidades en bolsas americanas

  • 443 Quien invirtiera en Nasdaq en el momento más alto antes de la crisis financiera a día de hoy obtendría un 443% de rentabilidad.
  • 156 Incluso haciéndolo en el peor momento de la burbuja “punto com” duplicaría de sobras su inversión con un 156% de rentabilidad.
  • 6 Las 6 acciones que más capitalizan en el S&P son de sectores tecnológicos.
  • 26 Al invertir en bolsa americana hay que tener en cuenta la divisa: el dólar se ha reforzado desde 2008 un 26% respecto al euro.
  • 13.535 A pesar de la crisis el PIB per cápita, o por persona en Estados Unidos es de 13.535 euros, el de la Zona Euro es poco más de la mitad.